Los puestos de empleo emergentes más demandados y las habilidades personales más valoradas por las empresas.

En el V Foro Industrial: "Reindustrialización y formación" celebrado ayer (26/9/2018) en Madrid, organizado por el diario El Economista, en colaboración con KPMG, Caser Seguros y Ferrovial, se pudieron escuchar frases como las que siguen:

         “Tenemos en este momento más de 200 vacantes sin cubrir, porque no encontramos los profesionales adecuados”

         "El mundo es mucho más global y competitivo que antes y la gente que tiene formación tendrá muchas más oportunidades que los que no, que tendrán problemas"

         “Es difícil encontrar trabajadores técnicos y cualificados"

         “A finales de 2030, según los datos de la UE, habrá miles de empleos ligados a las TIC sin cubrir y no se pueden perder posiciones”.

         “Hay dos ejes fundamentales: la innovación y la formación. Dos conceptos que van absolutamente interconectados. La innovación es muy importante, pero la hacen los empleados, no la tecnología. Y para que esto sea así tenemos que tener a los empleados formados, con disposición para afrontar cualquier cambio nuevo”.

Estas opiniones son de empresarios y profesionales tan relevantes como los presidentes de Alibérico, Deoleo y General Electric y el director general de SI e Innovación de Ferrovial.

La realidad ya no cambia a un ritmo lineal, sino exponencial. Se imponen cambios profundos en la cultura empresarial y en los perfiles de los profesionales necesarios, tanto en lo que se refiere a los que ya son miembros de la organización como a los que están por incorporarse.

La cultura de una empresa no cambia de la noche a la mañana. Y esa transformación es una tarea general, que tiene que emanar de la dirección corporativa, que se ha de comprometer con ese proceso y con todo lo que implica.

(Ver más información sobre este evento en este link http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9410888/09/18/V-Foro-Industrial-Reindustrializacion-y-Formacion.html )

La formación es el eje sobre el que se construye todo este modelo de cambio, tanto la que ha de proporcionar el sistema educativo que ha de nutrir a los nuevos profesionales que el mercado demanda, como la formación continua que ha de ayudar a la transformación de las organizaciones, de su cultura y de sus recursos humanos, para conseguir ese cambio imprescindible, cuya alternativa para las empresas es la más que probable desaparición.

El reciente informe anual que Infojobs ha presentado junto con ESADE sobre el estado del mercado laboral en España en 2017 pone de manifiesto algunas pistas sobre las habilidades y los perfiles más demandados por la empresas.

En cuanto a lo primero, las empresas, además de valorar la formación y la experiencia de los candidatos, tienen cada vez más en cuenta su personalidad, actitud y capacidad para aportar soluciones.

Según el Informe InfoJobs - ESADE, la capacidad para trabajar en equipo (70%), para resolver conflictos (57%) y para tomar decisiones (46%) son, hoy en día, las soft skills más valoradas por las empresas.

Estas soft skills apelan a un cambio de paradigma. Tanto la globalización, como la digitalización de las empresas y la transversalidad del uso de las tecnologías, están provocando cambios en el reclutamiento de los empleados. Las empresas se mueven hacia la búsqueda de empleados con cierta madurez, con principios más colaborativos, de aprendizaje, y también de proactividad, dejando atrás modelos más pasivos o individualistas.

Por otra parte, el informe también pone foco en los puestos de empleo emergentes más demandados. Por tales considera aquellos que apenas existían en el mercado laboral a comienzos de la década. Suelen tener un bajo nivel de competencia y se convierten en buenas oportunidades de empleo en relación al salario. Además, están siempre muy vinculados a la innovación y a la tecnología.

Estos son los más relevantes:

-Analista de datos: En 2008 apenas se publicaban 200 ofertas. En 2014 empieza su senda creciente y ya se ofrecen 697 puestos y en 2016 ya son 1.210. Este último año ha ofrecido 1.417 vacantes. Su nivel de competencia es relativamente bajo, de 28 inscritos por vacante y su salario promedio bruto es de 35.864 euros.

-Data Scientist: Su demanda ha eclosionado en los últimos 3 años. Así en 2008 solo se publicó 1 vacante, en 2013 se ofrecieron 32 vacantes, en 2015 fueron 168, en 2016 las vacantes ya eran 314 y en 2017 se llega a los 584 puestos. Estos puestos de empleo gozan de un nivel de competencia bajo, de tan solo 22 inscritos por vacante y su salario bruto promedio es de 40.336 euros.

-Especialista en Ciberseguridad: En 2017 la demanda de especialistas es de 1.795 puestos, 530 más que el año anterior. Su nivel de competencia ha bajado de 20 a 16 inscritos por vacante y su salario bruto promedio ha subido y es de 32.640 euros.

-Especialista en Agile/Scrum: En 2017 se han ofertado 1.635 puestos, un 32 % más que el año pasado. Su nivel de competencia es muy bajo, de tan solo 9 inscritos por vacante. Gozan de buenos salarios, 39.281 euros brutos anuales de promedio.

-Robótica: En 2017 se producen 904 vacantes, su demanda se ha multiplicado por 9 en 5 años. Su nivel de competencia es relativamente bajo, de 26 inscritos por vacante (3 menos que en 2016). Su salario se sitúa en los 29.784 euros.

-Especialista en User Experience: Se estabiliza su demanda en 2017, con 859 vancantes. Su nivel de competencia es de 21 inscritos por vacante y su salario bruto promedio es de 33.992 euros.

(Accede al informe completo en este enlace https://nosotros.infojobs.net/wp-content/uploads/2018/05/Informe-Anual-InfoJobs-ESADE-2017-Completo.pdf